SI COGES A TU BEBE EN BRAZOS CUANDO LLORA NO LE MAL ACOSTUMBRAS #DESTAPANDOMITOS

Me gustaría retomar la actividad en este blog, y estrenarme con un primer post, creando una nueva sección que llamaré #DestapandoMitos. Este primer Mito que destaparemos será ese que nos hace creer que atender a nuestro bebé cuando llora es malacostumbrarle, sin tener en cuenta la importancia del apego.

Existe toda una corriente de teorías, retransmitidas por abuelas a madres y después heredadas por nosotros los papás primerizos, que no tienen fundamento ni lógica, al menos teórico. Sin embargo, están tan arraigadas en nuestra sociedad que parece que si existiera ese peso teórico y fueran inamovibles. De hecho forman parte de la sabiduría popular por lo que cualquier persona de tu entorno, sea cercano o lejano o incluso un total desconocido que se cruza contigo en la cola del supermercado, cree que es conveniente transmitirte como si de un consejo pediátrico se tratara.

Cuando mi vikingo llegó a este mundo, tengo que confesar que fueron momentos intensos y duros (creo que como los de muchos papás primerizos la verdad), no solo porque la maternidad estaba idealizada por mi parte y por mi entorno (salvo mi madre, nadie me había avisado de lo duro que también podía ser ¡gracias mamá!) sino porque vikingo siempre ha sido un niño muy demandante, exigente y tengo que decir que también con las cosas claras.

Así que los llantos de mi vikingo para reclamar cualquiera de sus necesidades eran bastante frecuentes y sobre todo… se hacían notar. Esto provocaba las miradas, los comentarios y los consejos de todo aquel que pasaba por mi lado. Comentarios que no eran otros que la transmisión de esta gran sabiduría popular y que, con la experiencia y la búsqueda de información, he ido comprobando que no son ciertas. Y me arriesgo a decir, incluso, que ninguna de ellas.

Fuente: www.freepik.es

Si coges a tu hijo en brazos le malacostumbras

Esta es una de las sentencias que más he tenido que escuchar. También versionada como: le vas a enmadrar, le has acostumbrado, etc. Acompañado de te está esclavizando, hace contigo lo que quiere, este niño te vacila. Pero todo esto es tan absurdo como falso. Además de dar lugar a otro post sobre esta tendencia a pensar que hemos dado a luz a pequeños tiranos que nos manejan (dentro de poco en sus pantallas, prometido).

En primer lugar ¿Qué persona se mal acostumbra porque le den amor y cobijo? Si estuviéramos hablando de una persona adulta, nuestra pareja por ejemplo, y vemos que nos necesita y que llorando nos pide que la abracemos porque nos necesita no la decimos: Mira no cari, no te voy a hacer ni caso, te voy a dejar llorando en el sofá porque sino te vas a acostumbrar a pedirme que te abrace. Solo la situación parece ridícula ¿no? Si esto se lo contáramos a una amiga o amigo sobre nuestra pareja nos diría inmediatamente que esta persona no nos está trabando bien.

Entonces, ¿Por qué vamos a negarle nuestros brazos, nuestro amor y cobijo a nuestro hijo? Debemos tener en cuenta que es un bebé indefenso, totalmente dependiente, que ha llegado a un mundo que no conoce y que le provoca inseguridad y miedos, y los únicos seres que siente como cercanos, como sus pilares, son sus padres. ¿A qué le vas a malacostumbrar? ¿A que sepa que cuando necesite a sus padres allí estarán?

Fuente: www.freepik.es

Malacostumbrar a un bebé es complicado, bajo mi punto de vista, pues solo reclama necesidades básicas. Más complicado es cuando ya tienen 2 añitos por ejemplo, como mi vikingo, que le encantan los animalitos para jugar y solo sabe ir directo a la tienda para que le compres uno. Esto ya papis y mamis, abuelas y abuelos, tíos y tías ya no son necesidades básicas y sin embargo ¡todos los días les cae un animalito! Esto si es malacostumbrarlos, aunque lo hagamos con todo el amor del mundo. Entonces, si no tenemos reparos en comprarle un animalito que es algo material e innecesario ¿por qué negamos la atención de las necesidades básicas de un bebé cuando llora?

Cuando actuamos siguiendo esta teoría popular no estamos teniendo en cuenta la importancia del apego con nuestro bebé. El no atender sus necesidades hace que ese apego no se construya sobre unos pilares fuertes. Pero no lo digo yo, ni me lo he sacado de la manga, existe una explicación y demostración científica.

El fundamento teórico de la importancia del apego

Para explicar la importancia del apego, relacionada con esta teoría de la sabiduría popular que estamos tratando, voy a recurrir a Alberto Soler, psicólogo que personalmente admiro y sigo pues me encanta lo bien y sencillo que explica las cosas, además de ser un gran profesional.

En su vídeo: mamá de alambre, o mamá de trapo, Alberto, explica la importancia del apego haciendo mención a estudios científicos:

Por eso, si eres mamá primeriza, por favor, sigue tu instinto, que por naturaleza es ofrecer atención, cuidado y amor a tu bebé. No dejes de cogerlo, atenderlo, abrazarlo y besarlo solo por el mero hecho de qué dirán los demás. Ese momento se pierde, nunca volverá, y es amor perdido que tu hijo no sentirá de su mamá.

Después de todo lo que hemos hablado y visto aquí… ¿Queda alguna duda de la importancia de atender a tu bebé cuando te necesita?

Seguramente, y como me ha tocado a mí, tendrás que reenviar este post a familiares y amigos que te mal aconsejen cuando tu bebé llora y te dicen que lo dejes llorar y no lo cojas, que lo mal acostumbras o enmadras. Siéntete libre de hacerlo 😉

 

¡Comparte!

4 thoughts on “SI COGES A TU BEBE EN BRAZOS CUANDO LLORA NO LE MAL ACOSTUMBRAS #DESTAPANDOMITOS”

    1. Gracias Isa 🙂 Tantos mitos que destapar que empecé con este porque creo que es de los que más me han dicho, familiares, conocidos y desconocidos que se sienten libres de opinar. Después vendrá lo de ¿aún le das teta? …

  1. Qué bonita y necesaria entrada! Por desgracia como dices están muy arraigadas estas creencias, y los bichos raros somos los que practicamos el apego. A mí me critican el que «aún le dé teta» (23 meses) o que duerma con nosotros, pero yo me lo paso todo por el forro, jejeje. Por desgracia mucha gente no, de ahí la importancia de difundir esta información.

    1. ¡Hola Lidia! Gracias por tu comemtario 😊
      Yo he vivido la misma situación con el pecho, he estado 20 meses de lactancia hasta que me he quedado embarazada y mi vikingo se ha destetado solito. También hacemos colecho, de hecho hemos puesto una cama de 90 junto a la nuestra de 1,50 y estamos superfelices. Cuando venga mini vikingo dormiremos los 4. También me han comentado de todo claro… Y ya no te cuento con el BLW… ahí si que ha sido una lucha pero sobretodo con una de las abuelas que no lo entendía y me metía mucha presión.

      Lo importante es seguir nuestro instinto y no dejarse influenciar por toda esa presión. ¡que a la vez es lo difícil!

      Un saludo y un abrazo

      Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *