Las conexiones entre madres e hijos

Hoy vengo a contaros algo que a mí me pasa bastante a menudo y que curiosamente también les ocurre a muchas personas de mi entorno: las increíbles conexiones que existen entre mamá e hijo.

No sé si te habrá pasado alguna vez, a mí me pasa constantemente, por ejemplo:

  • Estás pensando en llamar a tu madre y de repente suena el teléfono y es ella.
  • Piensas en que le tienes que decir algo a tu mamá y de repente tu madre te pregunta justo sobre el tema que querías comentarle.
  • Te sientes solo, triste o desilusionado y justo te llama tu madre para sacarte una sonrisa.

Así mil y una casualidades que te recuerdan el enorme vínculo que tienes con la mujer que te trajo al mundo.

Y es que en mi opinión, el que hayamos estado gestándonos dentro de su cuerpo hace que la conexión exista para siempre.

Fuente: Freepick

Tantos meses formando parte de ella, ese cordón umbilical que nos unía no se rompe nunca, simplemente se vuelve translucido, pero siempre sigue existiendo.

Quizás haya momentos en los que ese hilo conductor se tense, se distancie, pero romperse, salvo en situaciones concretas,  creo que es poco frecuente  y da igual si ya no está físicamente con nosotros, siempre están presentes, en nuestros gestos, en nuestras miradas, en alguna parte de nuestro cuerpo que se asemeja al de ella

Ahora soy consciente que no sólo tengo ese vínculo con mi madre, si no que, al ser yo mamá, también lo tengo con mi hija. Una red que se va tejiendo poco a poco, con detalle, con mimo, con cuidado y en ambos sentidos (yo con mi madre- mi hija conmigo…)

Fuente: Freepick

El tema es bastante curioso, yo diría que hasta mágico. Amigas que han estado embarazas de su segundo o tercer hijo hace poco, me comentan como sus hijos les avisaron del momento del nacimiento de su hermano y es que ellos tienen el radar tan fino que son capaces no sólo de conectar con nosotras si no con todo lo que nos ocurre, como te decía, algo que parece increíble.

A mí me pasó al revés, mi madre me avisó de cuando nacería mi hija,  lo recuerdo como si  fuera ayer. La mañana del día 15 de febrero de 2014 me desperté con el estómago revuelto, iba al baño cada poco y mi madre me llamó por teléfono para preguntarme cómo estaba, aún quedaban 10 días para que saliera de cuentas, pero mi madre sabía que el momento estaba cerca. De manera pausada recuerdo que me dijo: “Patri, tu cuerpo se está preparando, te queda muy poco”. Esa misma noche, a las 21.30 me llamó por teléfono para preguntarme si estaba con contracciones y sí, llevaba toda la tarde teniendo avisos pero justo a esa hora la cosa ya se estaba animando. Me dijo: “te espero en el Hospital”, recuerdo que llegamos a la vez, mi marido aparcó el coche y a la primera persona que vi cuando salí para ir hacia la puerta del hospital fue a mi madre, allí tranquila, esperándome y sin hablar, sólo con su mirada sentí que ella estaba en ese momento tan especial conmigo ¡Qué bonitas conexiones nos ofrece la vida!

Fuente: Freepick

Así que sí, cuando me preguntan si creo en que hay algo inexplicable que nos une a nuestras madres, mi respuesta es un rotundo Sí, nos unió, nos une y nos unirá por siempre con nuestras mamás y también con nuestros hijos.

Y tú, ¿cómo sientes la conexión con tu madre o con tu hijo?

¡Comparte!

About Patricia Castaño

Me llamo Patricia, soy Mamá, apasionada del Crecimiento y Desarrollo Personal desde hace muchos años, lo que me llevó a Licenciarme como Socióloga, Certificarme como Educadora en Disciplina Positiva para Familias, formarme en Técnicas de Relajación, Coaching y Gestión del Talento, PNL e Inteligencia Emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *